Las ideas suicidas en la adolescencia: factores asociados y sugerencias para la prevención y el tratamiento…

El suicidio es un tema del que mucho se ha hablado, sin embargo, no podemos imaginar que alguna persona cercana este viviendo una situación así.

Modificamos el concepto de suicidio conforme vamos madurando, incluso, hay personas que llegan a hacer prejuicios como “es un acto de cobardía”, “solo quien está mal de la cabeza puede pensar en eso como una solución”, “yo nunca haría algo así”, etc. Solo quienes han vivido la situación con alguien cercano, o lo consideraron en algún momento como algo propio, son capaces de evitar hacer críticas negativas al respecto.

Lo interesante es que aunque no es algo que nos gustaría vivir en casa con algunos de nuestros hijos, hermanos o cualquier familiar; en la escuela con algún amigo o en el trabajo con nuestros compañeros; es de lo más común actualmente.

Estrategias para la prevención del Suicidio.

A partir del estudio del fenómeno, así como de las investigaciones encaminadas a detectar los factores asociados al suicidio, se ha determinado que la ideación suicida es un punto clave en la prevención de esta problemática.

Por tal motivo la mayoría de las estrategias se centran en evitar, detectar y disminuir la ideación suicida. Te presentamos algunas de las sugerencias (Ayuso, et al., 2012):

  • Conoce y regula tus emociones: aprende a identificar emociones que pueden resultar nocivas para ti en particular aquellas como la tristeza, la desesperanza y el enojo las cuales se han relacionado con la depresión y la ideación suicida.
  • Disminuye tus niveles de estrés: se sabe que una persona estresada es más propensa a tener síntomas de ideación suicida.
  • Practica el optimismo: diversas investigaciones sugieren que el pesimismo está relacionado con la ideación suicida.
  • Reconoce y aléjate de personas nocivas: la imitación de conductas autodestructivas es un factor relacionado con la ideación e intentos suicidas, principalmente en adolescentes.
  • Mejora tus habilidades sociales: hacerlo puede mejorar la comunicación y aumentar tus redes sociales los cuales son un factor protector contra la ideación suicida.
  • Mejora tus hábitos de salud: aprende a tener estilos de vida saludable y cuida tu consumo de alcohol y tabaco.
  • Busca ayuda profesional: todos podemos pasar por un evento que nos afecte emocionalmente, desde la pérdida de un ser querido hasta ser víctimas de abuso sexual. Diversos eventos pueden alterar gravemente nuestras emociones, pensamientos y conductas.

De igual forma Pérez, et al. (2010), mencionan que también se pueden llevar a cabo estrategias en casa o en la escuela con la intención de proporcionarle las herramientas necesarias a los adolescentes, para que puedan tomar mejores decisiones que impacten positivamente su desarrollo mejorando la interacción familiar y la comunicación entre padre, madre e hij@s.

A pesar de que los adolescentes y adultos jóvenes son los más propensos a tener ideación o intentos suicidas, es importante reconocer que cualquier persona sin importar género o edad también puede ser afectada. Es por ello, que resulta indispensable reconocer los factores de riesgo y acudir con un especialista cuando identificamos que nosotros o algún familiar tiene ideación suicida o ha llevado a cabo intentos suicidas.

Fuente: https://sepimex.wordpress.com/2015/10/27/la-ideacion-suicida-como-etapa-previa-al-suicidio-consumado-factores-asociados-y-sugerencias-para-la-prevencion-y-el-tratamiento/

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.