Sabías qué el preservativo o condón masculino ..?

usocondon

Visualización de como utilizar el preservativo o condón masculino.

El preservativo masculino es una funda de látex que se usa sobre el pene durante la relación sexual. Previene el embarazo actuando como barrera y evitando que el semen masculino se vierta en la vagina y que los espermatozoides puedan penetrar en el óvulo y fecundarlo. Los preservativos preservan a mujeres y hombres de contraer enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el HIV. Hay decenas de formas, texturas y estilos de preservativos para elegir, algunos más efectivos que otros. Los preservativos pueden ser de látex, poliuretano o piel de cordero (natural). Pueden ser o no lubricados. Algunos contienen espermicidas, otros no. ver más

.. ¡Preservativo femenino!..

Condón Femenino

Condón Femenino

Es una funda de goma sintética (poliuretano), que la mujer debe introducir en la vagina, colocando el anillo flexible sobre el cuello del útero y dejando el anillo rígido en el exterior. Se debe de colocar antes de la penetración y retirar al acabar la misma. Este método protege de E.T.S. y SIDA.

El preservativo femenino supone la combinación en su elaboración del diafragma y del preservativo masculino. Tiene una longitud aproximada de 17 centímetros de largo, de 0,42 a 0,53 milímetro de espesor y 7,8 centímetros en su diámetro más ancho. Consta de dos aros flexibles: uno interior, para garantizar su inserción y fijación en el fondo de la vagina; y otro exterior, con el que se cubren los labios vaginales, impidiendo así el contacto directo del pene durante la penetración con los órganos femeninos tanto internos como externos (o con el ano).

Está lubrificado con un fluido inerte (dimethicone) que facilita la inserción y los movimientos del pene durante el coito. Otras ventajas añadidas al preservativo femenino son que su utilización reduce la probabilidad de cáncer de cérvix y que el poliuretano no provoca cambios en la flora vaginal.

A diferencia de los preservativos masculinos elaborados con látex, el preservativo femenino puede ser usado con cualquier tipo de lubricantes (acuosos u oleosos) sin que se ponga en peligro su resistencia. Otra de las principales ventajas es que la inserción de este preservativo no está condicionada a la erección, pudiendo ser colocado hasta con ocho horas de antelación a su uso, y su retirada no está determinada por la pérdida de erección, como el preservativo masculino, pudiendo ser retirado varias horas después de finalizar la actividad sexual.

ver más